Asociación de productores de Conesa recibirá aporte para la compra colectiva de maquinaria

La Asociación Civil Manos Unidas recibirá un aporte no reintegrable (ANR) de más de 1 millón de pesos, que le permitirá adquirir maquinaria para usar de manera colectiva.

El ANR se entregará en el marco del Programa de Desarrollo Rural Incluyente (PRODERI), financiado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y llevado adelante por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP).

Este aporte le permitirá a la Asociación comprar una sembradora y una corta-picadora de forraje para no sólo mejorar la capacidad productiva de sus socios, sino también ampliar su oferta comercial de servicios de maquinaria de nuevas tecnologías, a los pequeños productores del Valle de Conesa.

Esta ayuda se complementará con un Fondo Rotatorio de 540.000 pesos que servirá para la compra de insumos como semillas o combustible, entre otras necesidades.

“El grupo Manos Unidas recibió en el año 2013 un financiamiento para su evolución y desarrollo a través del Programa de Desarrollo Rural de la Patagonia (PRODERPA). Hoy continuamos apoyando este grupo a través del PRODERI para ayudarlos a crecer, no sólo con financiamiento de maquinaria sino a través de capacitaciones productivas y en la gestión administrativa y comercial del negocio”, explicó el coordinador de Unidad de Financiamiento Productivo (U.FIN.PRO) del MAGyP, Martín Nahuel Lamot.

Manos Unidas está integrada por 20 familias que se dedican a actividades diversas como ganadería caprina, horticultura y fruticultura, entre otras.

Desde su creación en 2007 y gracias al apoyo de diversos programas gubernamentales, ha evolucionado, disminuyendo la fragilidad socio-económica inicial de sus integrantes.

Hoy poseen más superficie productiva y mejores rindes debido en gran parte a la mecanización colectiva. Esta forma de trabajo ayuda en un 70 por ciento a los socios a mejorar su trabajo diario pero también tiene una veta comercial, ofrecer servicio a terceros.

La compra de las maquinarias implicará aumentar los ingresos de los productores de la Asociación y los recursos que poseen en conjunto, lo que facilitará brindar un mejor y mayor servicio de siembra y confección de reservas forrajeras destinadas a la ganadería, hoy gran posibilidad productiva a raíz de la consolidación del corrimiento de la barrera sanitaria.